La Hexapétala

La rosa de seis pétalos, conocida generalmente como roseta hexapétala o hexapétala a secas, es uno de los símbolos más extendidos en la cultura indoeuropea. Utilizado desde antes de la edad de bronce por diferentes pueblos, en distintos momentos históricos y posiblemente con diferentes significados. En España se localizan especialmente por el norte de la Península Ibérica, desde Galicia hasta Aragón.

Es el recurso absolutamente dominante en la iconografía de las estelas romanas hispánicas y perduró como elemento decorativo recurrente hasta el arte prerrománico de todo el norte de la península. Santa María de Lebeña, en Liébana, es un excelente ejemplo. Representaba probablemente al sol y al rayo, estando asociadas al culto a Júpiter, dios supremo de los cielos y de la tormenta que, por el fenómeno del sincretismo religioso, se asocia al dios supremo de los cielos al que los indígenas daban culto con diferentes nombres en las cumbres de las montañas, tratándose probablemente del Júpiter-Candamio que conocemos por la epigrafía. En el territorio de los astures y de los cántabros se tiene constancia de la existencia de un Júpiter Cantábricus y del culto a Taranis, así como de numerosas aras votivas dedicadas a Candamio.

La hexapétala ha sido también considerada desde antiguo como un elemento de protección, como tal, ha llegado hasta nuestros días, en los que se puede ver grabada en los dinteles de las puertas y ventanas de muchas casas, especialmente las edificadas a partir del siglo XVII, en aperos de labranza, en muebles, colgantes y en infinidad de objetos de uso común. Tenían el fin de combatir los aojamientos, atribuidos a brujas, enigmáticos seres de piel y hueso con un maligno poder en su forma de mirar -Los ojos eran considerados las ventanas del corazón- y que podían causar grandes estragos. Estas creencias convivían con otras acerca de seres mitológicos portadores del mal, medio animales, medio humanos, que podían presentarse repentinamente en cualquier momento y lugar, y de los que convenía estar adecuadamente protegidos.

 

Hexapétalas en Báscones de Zamanzas. Fotos de Santiago Abella.

Hexapétalas en Báscones de Zamanzas. Foto de Santiago Abella.

 

pesquera adolfo lg

Pesquera de Ebro. Foto de Adolfo LG.

 

19983747_1094796160651077_6690581216445950718_o

Fuenteodra, entre Peña Amaya y La Humada. Foto de Jesús Rabiespierre.

 

Anuncios

2 pensamientos en “La Hexapétala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s