MISIONES JESUÍTICAS EN LA PASIEGUERÍA Pervivencia del paganismo entre los pasiegos en 1594.

 

El concepto misionero fue instaurado por los jesuitas en 1590. Consiste en el anuncio del evangelio mediante obras y palabras entre aquellos que no creen y se desarrolla en lugares donde el evangelio no ha sido suficientemente anunciado o acogido, o en ambientes refractarios ubicados más allá de las propias fronteras donde se dificulta la prédica y aceptación del mensaje.

Tendemos a pensar que las misiones se llevaron a cabo en América, Africa, y otros sitios alejados de Europa, pero contamos con un documento histórico que demuestra que LOS PASIEGOS FUERON EVANGELIZADOS MEDIANTE ESTA LABOR MISIONERA en fechas tan tardías como 1594.

“Poco después de la fundación de la Compañía de Jesús en Santander, en 1594 los Montes de Pas fueron objeto de una misión evangélica destinada a iluminar a aquellos montañeses al parecer tan poco versados en la palabra de Dios. Los habitantes –”compañeros de las fieras en la habitación, y aun en las costumbres”– que se encontraron los padres jesuitas estaban, efectivamente, “en suma ignorancia de las más importantes y necessarias verdades del Christianismo”, viviendo en “errores, los quales davan entrada á diversas supersticiones con que el demonio los engañava”.

Carecían por completo de iglesias y veneraban “con religioso culto” a un grueso ROBLE “que en aquel monte se hazía reparable por su proceridad y corpulencia” (6). Bajo dicho roble los misioneros levantaron un rústico altar donde enseñar la doctrina cristiana y celebrar el sacrificio de la misa. De este modo los misioneros cristianizaron el antiguo lugar de culto continuando la sabia conducta ensayada con éxito por toda Europa a lo largo de los siglos de cristianización, consistente en atraer a los paganos mediante el acercamiento y la equiparación del nuevo culto cristiano con sus antiguas creencias.

Los jesuitas, lejos de encontrarse en los montes de Pas con algún tipo de creencia de procedencia oriental –lo que no les habría pasado desapercibido y habría quedado reflejado en sus informaciones–, tuvieron que evangelizar a unos hombres que, en su estado de ignorancia y aislamiento, todavía conservaban restos del antiguo paganismo prerromano.”

Las imágenes que acompañamos recogen el texto íntegro de este documento. Es un poco largo pero os animamos a leerlo para conocer mejor nuestro pasado.

Más información: https://www.jesuslainz.es/…/medio-ambiente…/el-mito-pasiego/

 

22687859_1152396528224373_8568993767274170271_n

22550326_1152395188224507_3145374618692658061_o22550132_1152395248224501_6661258687918668489_o

 

22550300_1152395324891160_5952544196955943946_o22550277_1152395414891151_5306610704450801863_o22550513_1152396291557730_4478922351144262529_o

22713243_1152396464891046_4473554716334597549_o22538849_1152396474891045_7040213495174559489_o22550278_1152396341557725_2204270892159570645_o

 

Anuncios

Almadreñas de goma

El calzado de goma era ya conocido desde 1860 y en España no se comenzó a utilizar hasta después de la primera guerra mundial.

Las dos marcas pioneras en este tipo de calzado fueron Lampreabe, de Pamplona, y Garay, de Baracaldo. Hacia los años 20 empezaron a tejer una tupida red de viajantes que se encargaban de distribuir sus productos por todo el norte cantábrico: chirucas, corizas, chanclos y hasta almadreñas de goma, que eran utilizadas sobre todo por los mineros asturianos y leoneses.

Las imágenes que aparecen a continuación son precisamente de unos ejemplares de estas albarcas fabricadas en caucho y localizadas en Campoo.

23130720_1159071270890232_5022365572752726680_n

23032428_1159071377556888_1189896164631385966_n

Fotos de Mauricio Maurano.

 

Estas otras proceden del Monasterio de Rodilla, La Bureba:

 

23244340_487910318260518_7321569561500584057_n

23167660_487910428260507_8034768672469445301_n

Fotos de Carlos Fernández.