Espadas de gavilanes curvos o de Miraveche

En el siglo V aC se incorpora la espada a los ajuares militares de nuestra zona, aunque de forma limitada, de manera acorde al valor simbólico que la misma desempeñó, al margen de su funcionalidad inmediata, y a su monopolización por un reducido segmento social de rango máximo.

La espada imperante en esta zona es la denominada de Miraveche, una espada de longitud media (47 cm de media), con hoja de lengua de carpa, pomo rematado en apéndice cónico o pequeñas antenas y característicos gavilanes curvos guarnecidos con prótomos de verraco, siendo las vainas de material perecedero, a excepción de las cañas de bronce externas y de su particular contera, también broncínea y profusamente decorada. 

19059733_1075221739275186_5056403757112993367_n

Foto de Mauricio Maurano.

 

Se trata de un modelo de escasa difusión, restringido al alto Ebro, alto Pisuerga y Duero medio, del que apenas conocemos una docena de ejemplares, seis de ellos encontrados en Miraveche (La Bureba), otro en Peña Amaya y otro en Monte Bernorio, entre otros lugares próximos. Muestra estrechos paralelismos con las espadas de ricassos de Can Canyis (Tarragona) o los puñales tipo Coubeira gallegos (Schüle 1969). 

19029599_1075221835941843_921822960135232102_n

Bandera del municipio de Miraveche.

Su cronología se ha fechado en el siglo V aC. Dos siglos después, en yacimientos del siglo III aC como el de Villanueva de Teba, ya no aparece, por lo que coincide temporal (y espacialmente) con el conocido e icónico puñal de tipo Miraveche-Monte Bernorio. A partir del siglo III se generalizan en toda la zona los puñales biglobulares de influencia celtíbera. 

Texto de Sanz, C. (2002). Panoplias prerromanas en el centro y occidente de la Submeseta norte peninsular.

 

 

 

Anuncios

Castro de La Ulaña: El más grande de la península ibérica y uno de los más grandes de Europa

Mapa de situación y extensión relativa de los cuatro principales castros cántabros en el territorio de Las Loras.

Monte Cildá: 12 Ha.
Monte Bernorio: 28 Ha.
Peña Amaya: 50 Ha.
La Ulaña: 285 Ha.

Como referencia, el mayor castro cántabro de Merindades, Cerro de la Maza (Merindad de Valdeporres), tiene una extensión de 40 Ha.

Fuente del mapa: Cisneros, García y Hernández (2011) “Los Oppida del Sector Central de la Cordillera Cantábrica: Síntesis y Nuevas Investigaciones”.

13528411_851144718349557_5406473605595648157_o

Puñal tipo Monte Bernorio

Se trata de un puñal genuinamente local (no importado de otros sitios de Europa), y característico de un área geográfica limitada, que coincide con la cuenca alta y media del Duero, especialmente en las zonas altas que le rodean. Su concentración geográfica parece apuntar hacia un consumo interno, por lo que no fueron objetos de comercio a pesar de su riqueza. Estos puñales han sido fechados entre los siglos V-III a.C. A partir de esas fechas, todos los pueblos de la zona experimentan un proceso de celtiberización que se traduce en la introducción de la falcata ibérica con empuñadura de hueso o la daga biglobular.

En las fotos, puñal y vainas de tipo Monte Bernorio IV encontrados en Villanueva de Teba, Montes Obarenes. Obsérvese la curiosa decoración de la parte final de la vaina.

12002453_729805273816836_2085823184100294622_o

12046773_729805420483488_8694389956711402054_n