Santa María de Mijangos ¿La Otra Capital del Ducado de Cantabria?

El yacimiento de Mijangos (Merindad de Cuesta Urria) se compone de estructuras y espacios bien diferenciados. En primer lugar está la iglesia, que destaca por su tamaño, importancia histórica y monumentalidad, en segundo lugar el amplio espacio sepultural que la circunda y que tiene tres niveles de enterramientos superpuestos, en tercer lugar un amplio espacio poblacional, todavía sin excavar.

La existencia de la Iglesia de Santa María de Mijangos era conocida por un epígrafe procedente de esta localidad, que permite situar la consagración del templo hacia el año 589 de nuestra era.

48393601_1462987760498580_7644469044401143808_o48365643_1462986520498704_4765357422837497856_o

Pero, a partir de los resultados de las excavaciones arqueológicas, sabemos que hubo tres fases o momentos de construcción y utilización. Por tanto, Mijangos debe entenderse como un elemento nacido a finales del Bajoimperio, desarrollado en el agitado contexto que viven estos pueblos del norte durante la etapa visigoda y adaptado a las posteriores transformaciones que dan lugar al nacimiento de la Alta Edad Media (siglos V-X).

8630128191_7f4ceec1dc_b

Recreación de la iglesia visigoda de Santa María de Mijangos en el Centro de Interpretación Arqueológica de Trespaderne. Foto de CEDER Merindades

48375761_1462986113832078_8215022661894406144_n

Imagen de Aratikos Arqueólogos.

48383419_1462986140498742_8043802278810877952_o

Imagen de Aratikos Arqueólogos.

 

48419595_1462986543832035_3595208271830450176_o48374710_1462986573832032_826151630993883136_o48392283_1462986727165350_822829937646895104_o48363615_1462986773832012_2089827371363336192_n48383935_1462986867165336_3213340487570161664_n

 

Se encuentra ubicado muy próximo a otros elementos de esa misma época como la fortaleza de Tedeja, el monasterio de San Juan de la Hoz de Cillaperlata y la iglesia de Santa María de los Reyes Godos, lo que da fe de la importancia que tuvo esta zona en época visigoda, tal vez actuando como principal punta de lanza del control visigodo contra cántabros, ruccones, suevos y vascones.

Descripción del templo de Aratikos Arqueólogos.

Más información: http://www.aratikos.com/…/2001_-_Puesta_en_valor_de_la_Igle…

Anuncios

El Ducado de Cantabria. 581-768 dC

El ducado de Cantabria o provincia de Cantabria fue una región administrativa o militar del reino visigodo de Toledo, surgida como consecuencia de la anexión de las tierras de las actuales Cantabria, Montaña Palentina, Merindades, y zonas próximas (a este y oeste) por parte del rey Leovigildo en su campaña de 574. Toda la zona cantábrica había pertenecido hasta entonces a la órbita sueva con mayor o menor intensidad según la propia dinámica interna del reino. En 572, el rey suevo Miro atacó a los insurrectos astures y cántabros (ruccones) en tierras que en otros tiempos habían pertenecido a la provincia Gallaecia y se afianzó en la zona, lo que motivó una respuesta contra los suevos ese mismo año por parte de Leovigildo, que fue la antesala de la desaparición definitiva del reino suevo de la Gallaecia en el 585.

Mientras tanto, por el este del Ducado de Cantabria se estaba experimentando (probablemente desde la batalla de Voillé en el 507 que constató la supremacía de los francos sobre los visigodos) una penetración de vascones aquitanos en Hispania que cristalizó en el ducado también fronterizo pero merovingio de Vasconia en el 602, con unas características en principio similares a las del Ducado de Cantabria (ejercer un mejor dominio militar sobre la zona, recaudación de impuestos y administración de la justicia), pero controlado en última instancia desde el reino franco. Dicho ducado llegaba hasta la llanada alavesa y Pamplona. De hecho, el propio Ducado de Cantabria no fue provincia visigoda durante un tiempo impreciso (desde poco después de su teórica conquista por Leovigildo hasta el 612 con Sisebuto) y su dux Francio rindió tributo a los reyes francos y no a los visigodos.

Entre 711 y 712, Táriq ibn Ziyad conquistó con su ejército Amaya, la capital del ducado de Cantabria. El dux Pedro de Cantabria se refugia entonces tras la cordillera. Allí combina sus fuerzas con las de Pelayo para combatir a los invasores musulmanes, a los que derrotan en la batalla de Covadonga. El hijo de Pedro de Cantabria, Alfonso I el Católico y varios nietos suyos fueron elegidos reyes de Asturias por la nobleza asturiana. A partir de entonces, el ducado de Cantabria pasa a estar integrado ya en este nuevo ente territorial llamado Asturias. Fue cedido por Alfonso I a su hermano Fruela una vez consiguió el trono de Asturias, por lo que el ducado pervivió como división territorial hasta el 768 (fecha de la muerte de Fruela), cuando fue dividido en condados.

Los límites hipotéticos del ducado de Cantabria siguen sin estar del todo claros hoy en día. Varios han sido los historiadores que han propuesto una delimitación de este territorio, con mejores o peores bases científicas, tales como Martínez Diez, González Echegaray, García González o Pereda de la Reguera.

Os presentamos, en absoluta primicia, el mapa que hemos elaborado los administradores de esta página sobre los límites del antiguo Ducado de Cantabria y que esperamos que sea de vuestro agrado.

12794945_787009911429705_5056078394348501936_o.jpg