Nuestras palabras: Bacallora

BACALLORA (Lucanus cervus)

También llamado GACHO por la Montaña Palentina (cari o coca la hembra), o CIERVO VOLADOR. Uno de los insectos más grandes de Europa.

Se trata de uno de esos escasísimos insectos que, como el GRILLO o la LUCIÉRNAGA, nunca provocaron rechazo en los humanos de esta zona del planeta. Seres que nos acercaban al mundo de los insectos y que aún podemos encontrar por todo el norte de la Península Ibérica.

Tienen una larga vida como larvas de unos 4 años de media, alimentándose de madera en descomposición, y una efímera vida como adultos de entre 15 días y un mes, en la que los machos se dedican básicamente a pelearse entre ellos y buscar una hembra con la que aparearse. Contrariamente a lo que se piensa, está asociado a todo tipo de bosques caducifolios y no exclusivamente al roble común (Quercus robur) o a quercíneas.

37405910_1339693476161343_9195719173387321344_n
Este año nos han comentado que se están viendo más frecuentemente que en años inmediatamente anteriores. En cualquier caso se trata de una especie cada vez menos común que debemos rescatar y mimar si la vemos en situaciones de peligro: carreteras, en medio de un pueblo, etc. Es una especie protegida y en España está recogida como Especie de Interés Especial.
Anuncios

¿Oña (Cillaperlata, Frías) son Merindades o Bureba?

Para abrir boca os ofrecemos unas breves reseñas históricas:

Oña y su monasterio benedictino de San Salvador (fundado en el año 1011 por el conde de Castilla Sancho García, nieto de Fernán González), ejerció una indudable influencia en buena parte de Las Merindades. Conocido es, por ejemplo, su papel relevante en la repoblación de los montes pasiegos.

En plena Edad Media (finales del siglo XIII) mantuvo un prolongado pleito con el concejo de Frías (llamado el Pleito de los Cien Testigos) por la titularidad de bienes y derechos diversos, que ejemplifica perfectamente las luchas de poder de finales de la Edad Media entre una villa esencialmente abacial y eclesiástica, anclada en el pasado, frente a la netamente burguesa y comercialmente dinámica Frías.

En el Becerro de las Behetrías (1351) aparece formando parte de la Merindad de la Bureba y no de la de Castilla la Vieja que abarcaba desde Laredo hasta Miranda incluyendo la mayor parte de Las Merindades (excepto la zona campurriana).

En el Censo de los Millones (1591) sigue formando parte de La Bureba, en concreto, del arciprestazgo de Salas.

En 1615, Antonio de Yepes describe Oña como un “Valle muy antiguo y muy noble en las montañas de Burgos”, por lo tanto parece que fue visto como parte integrante de La Montaña desde antiguo, al contrario que otros enclaves cercanos de La Bureba.

En ocasiones se la ha adscrito a la Merindad de Cuesta Urria (Censo de Pecheros de 1528, por ejemplo) pero todo indica que Oña no formó nunca parte política de Merindades desde que existen noticias. No fue una de las siete merindades primigenias. No perteneció a ninguno de los tres partidos en que estaba dividida las Merindades en la época de las Intendencias (1749-1833). Tampoco entró a formar parte del partido judicial de Villarcayo tras 1833 y hoy en día sigue perteneciendo al Partido Judicial de Briviesca. En consecuencia, desde hace siglos lleva perteneciendo a La Bureba.

36899275_1328542117276479_275795689915547648_o

 

Tras la caída del Antiguo Régimen y la constitución de la actual provincia de Burgos por decreto (1833) el ayuntamiento quedó conformado exclusivamente por la zona más oscura de este mapa, su territorio original en tiempos contemporáneos. En 1850 incorpora a Cereceda y Penches, antaño pertenecientes a la Merindad de Cuesta Urria, Partido de Castilla La Vieja en Laredo. En 1950 incorpora a Villanueva de los Montes y Zangández, antaño pertenecientes al Valle de Tobalina y el Partido de Castilla la Vieja en Burgos. En fechas tan próximas como 1980 incorpora a bastantes pueblos, ampliando notablemente su extensión, especialmente por el sur. 1). Barcina de los Montes, la Aldea del Portillo del Busto y la Molina del Portillo del Busto, anteriormente pertenecientes a la Merindad de Cuesta Urria, Castilla la Vieja en Laredo. 2). Bentretea, Terminón, Castellanos de Bureba, Pino de Bureba y Cornudilla, aque fueron parte de la Cuadrilla de Caderechas, Merindad de Bureba. 3). La Parte de Bureba y Hermosilla, antaño parte de la Cuadrilla de La Vid, Merindad de Bureba.

Para finalizar, señalar que Cillaperlata y Frías pertenecieron a La Bureba desde 1833 hasta 1984. Y aún en un BOCYL de 2016 siguen incluyendo a estos dos municipios en la comarca de Bureba-Ebro.

Carlancas contra el lobo

Utilizadas por perros mastines y pastores desde tiempos inmemoriales para protegerse de ataques del lobo. Medidas ganaderas preventivas.

“Y ya de centinelas en tu cuadra,
no dejarán que el sueño te perturben
robos nocturnos o incursión de lobos
o el torvo ibero que a traición saltea.”

“Numquam custodibus illis
nocturnum stabulis
furem incursusque luporum
aut impacatos a tergo horrebis Hiberos.”

Publio Virgilio (70-19 aC). Geórgicas, III, 406-408.

 

36369997_1319050768225614_2291634703347744768_n

Carlancas de época romana. Museo Iglesia de San Pedro en Saldaña (Palencia). Foto de Miguel Pintor.

36554850_1322130271250997_5698132802365554688_n

Mastín con carlancas. La mejor protección del ganado contra el lobo. Foto de Ricardo Bascoy.